quarta-feira, 25 de fevereiro de 2015

Universidade de Londrina pode encerrar atividades

A Universidade Estadual de  Londrina (UEL) vive a maior crise financeira de sua história. A afirmação foi feita reitora Berenice Jordão. “Não queremos pensar que isso possa acontecer, mas não temos alternativa para essa situação.”
Vivendo uma situação semelhante a que está sendo experimentada pela Universidade Estadual do Centro-Oeste (Unicentro), a  UEL deveria receber R$ 34 milhões provenientes da verba de custeio. Sem esse valor não é possível a manutenção e o custeio da saúde – no caso do Hospital Universitário (HU) e da Clínica Odontológica Universitária (COU).
De acordo com a reitora a Universidade já enfrentava dificuldades financeiras desde 2014 quando o Governo do Estado deixou de repassar R$ 6 milhões da verba de custeio. “Por isso, não temos estoque de materiais, não fizemos manutenção”, explica Berenice. Segundo a reitora, o abastecimento de energia elétrica e de água também está comprometido e a dívida soma R$ 2,8 milhões “Não conseguimos pagar estas contas desde novembro do ano passado.”
Além desses, outros serviços também estão sendo atingidos: cultivo de plantas, a alimentação de animais do Hospital Veterinário, viagens acadêmicas dos alunos, centenas de bolsas de pesquisa e ensino e os materiais de laboratórios. Os recursos também são usados para serviços de manutenção, como troca de lâmpadas e pagamento de água, luz, internet, entre outros itens essenciais.
Fonte: http://cgn.uol.com.br/noticia/124865/universidade-de-londrina-pode-encerrar-atividades

Errores en el uso de la lengua

Por su léxico los conoceréis, es mi máxima a tener en cuenta. Una persona elegantemente vestida, pero con un vocabulario mal usado o fuera de tono está condenada a perder por la boca lo que ganó por los ojos.
Recientemente el editor del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero (MHO), en una entrevista hecha por el ABC de Madrid, reproducida por el periódico venezolano, al preguntársele por la demanda judicial que instaurará el presidente de la AN, Diosdado Cabello, contra él referido editor, MHO respondió: “Yo solo reproducí (sic) lo que publicó el diario ABC. Me produjo sorpresa que el editor de un diario de alcance nacional utilizara la inflexión el verbo reproducir de la manera como lo hizo MHO, por cuanto la primera persona del pretérito indefinido de los verbos irregulares terminados en “ucir”, como reproducir modifican su lexema o raíz, por eso se escribe con “j”, es decir, debió decirse: “Yo solo reproduje” (cambia la c por j); tal cual ocurrirá cuando se trate de los verbos de la IV calse: conducir, deducir, reducir, producir, cuyas inflexiones para la primera persona del pretérito indefinido son yo conduje; yo deduje, yo deduje y yo produje, respectivamente.
Tal vez la confusión venga por algunos verbos regulares con morfemas terminados en ir, como decidir, cuyo primera persona permite usar yo decidí. Pero téngase en cuanta que los verbos regulares, a diferencia de los irregulares, no modifican su raíz o lexema, por esta razón el verbo decidir, al conjugarlo, no modifica su lexema.
Otro de los verbos que causa ciertos problemas a los usuarios es andar en el pretérito indefinido del modo indicativo, en el que debo usar yo anduve, en lugar de yo andé, como suelen decir algunos, o él anduvo, en lugar de él andó.
A los estudiantes universitarios les es complicado el manejo de expresiones como “aparte” y “a parte”. El primer término es un adverbio de lugar: coloca esta caja aparte. O puede usarse como inflexión del verbo apartar: no dejes que te aparte de mí. A veces indica además: Aparte de Carlos y María, viene Ana y Andrés. Pero cuando se escribe separada es porque implica una preposición seguida de un sustantivo: No voy a parte (lugar) que no conozca.
Verbos como volcar presentan algunos problemas a los usuarios. Debe usarse yo vuelco en lugar de yo volco, igual ocurre con el verbo soldar en el que algunos dicen yo soldo en vez de yo sueldo. Téngase en cuenta que ambos verbos son irregulares porque cambian la o por el diptongo ue.
Es oportuno señalar que las dudas que se presentan en el uso del lenguaje escrito surten un efecto en el emisor, en ciertos momentos le crean incertidumbre. Lo cual resulta más leve en el usuario del lenguaje oral. En este último caso existen menos oportunidades temporales para corregir y porque la oralidad es uno de los componentes del habla que puede variar entre regiones de un mismo país. Estas variedades ocurren también desde la perspectiva semántica. Cuide su lengua.
Se está convirtiendo en una incultura apocopar las palabras, esto es, cortar la última sílaba o parte de ciertas expresiones: por fa, está abusivamente reemplazando a por favor; promo en vez de promoción; abue en lugar de abuela o abuelo, pa reemplaza a papá. No pasa lo mismo con las palabras fuertes o de grueso calibre, las cuales se han convertido en núcleos centrales de todo lenguaje oral juvenil, sin distingo de sexo.
Por otra parte aparece el uso errado de “totalmente”, adverbio que al modificar a un adjetivo al cual acompaña le marca una cualidad plena. Por ejemplo, hay personas que dicen o escriben erradamente: “Lo obtuve totalmente gratis” o “eso es totalmente falso”. Los adjetivos gratis y falso transfieren cualidades completas, es decir, lo gratis es algo que no cuestas nada, no es un valor parcial. Igualmente ocurre con falso, lo falso es falso no un poquito, o es falso o es verdadero. Es como aquel lugar común que suele citarse en estos casos y que dice que: “se está totalmente preñada, no parcialmente preñada”.
Muchos profesionales de la comunicación escrita no tienen el menor respeto por la lectura, menos por la sintaxis a la hora de escribir o de hablar frente a un micrófono. Constantemente se lee y se escucha decir: “veintiún” mujeres fueron atendidas en un operativo para el diagnóstico de cáncer de mamas”. ¿En dónde radica el mal uso de la lengua española? Hay un problema en el uso de la concordancia entre el género del sustantivo “mujeres”, plural femenino y el adjetivo de cardinal ventiuno que es plural masculino, porque la Academia de la Lengua Española ha dicho que el adjetivo toma el género y el número del sustantivo al cual se refiere. Es decir, deberían escribir o decir “veintiuna mujeres”. Nadie aprende bien la lengua española si no lee a los grandes escritores.
Fuente: http://www.correodelcaroni.com/index.php/opinion/item/27762-errores-en-el-uso-de-la-lengua

terça-feira, 24 de fevereiro de 2015

En todos los idiomas predominan las palabras alegres sobre las tristes

Según científicos de la Universidad de Vermont, existe una tendencia universal a utilizar expresiones positivas sobre las negativas. Aplicando un enfoque Big Data –computando millones de palabras de muchosidiomas diferentes–, el equipo, dirigido por el matemático Peter Dodds, se propuso demostrar la llamada Hipótesis Pollyana, formulada por dos psicólogos en 1969 y según la cual en los seres humanospredomina la inclinación a hablar de las cosas buenas de la vida.

Tras analizar subtítulos de películas en árabe, tuits de Corea, novelas negras rusas, páginas web en chino, letras de canciones en inglés y hasta titulares de periódicos, los investigadores encontraron que en todos los lenguajes dominaba el sesgo hacia el uso de palabras felices.

A pesar del chaparrón de insultos en las redes sociales, las películas de terror y las abundantes noticias sobre desastres, el estudio de los "átomos del idioma, las palabras sueltas" llevó a la conclusión de que el lenguaje en sí tiene una perspectiva positiva.

Los científicos del Laboratorio de Computación de la Universidad de Vermont, con el apoyo de la Fundación Nacional de Ciencia y la Corporación MITRE, identificaron las diez mil palabras más utilizadas en cada uno de los diez idiomas analizados: inglés, español, francés, alemán, portugués de Brasil, coreano, chino simplificado, ruso, indonesio y árabe.

A continuación, pidieron a hablantes nativos de cada lengua que evaluaran todas estas palabras de uso frecuente en una escala de 1 a 9, con signos que abarcaban desde una cara con el ceño fruncido a una amplia sonrisa. Con esos datos, reunieron cinco millones de puntuaciones individuales de palabras. En inglés, por ejemplo, “risa" promedió 8,5 puntos; "comida" 7,44; "camión", 5,48 ", "avaricia", 3,06 y "terrorista", 1.3.

El rastreo de Google de webs en español produjo la mayor puntuación media de palabras positivas, mientras que el de libros chinos tuvo la más baja, pero en todos los casos las fuentes de las palabras que analizaron de forma sesgada se situaban por encima del aprobado –un cinco en la escala de uno a nueve– fuera cual fuera el idioma. Siempre se daba "un sesgo de positividad". En resumen, fijándose en las palabras que la gente usa más a menudo en la vida cotidiana, los seres humanos usamos más términos alegres que tristes.

Fuente: http://www.muyinteresante.es/cultura/articulo/en-todos-los-idiomas-predominan-las-palabras-alegres-sobre-las-tristes-821423645661

sexta-feira, 20 de fevereiro de 2015

¿Qué efectos tiene la lectura en el cerebro?

Los científicos cognitivos y neurobiólogos de Stanford han descubierto, mediante argumentos neurológicos, que la lectura es una excelente actividad para el cerebro.
El resultado, para mucos parte de la sabiduría popular, surgió de la erudita en literatura Natalie Phillips, quien tenía mucho interés en saber la importancia que tiene la literatura para el desarrollo cerebral.
Los investigadores le pidieron a un grupo prueba, formado por candidatos al doctorado en literatura, que leyera una novela de Jane Austen mientras eran monioreados con una prueba IRMf, o resonancia magnética funcional.
El experimento fue organizado de manera en la que los lectores que se encontraban conectados al IRMf analizaran un capítulo del libro "Mansfield Park" de Jane Austen. Los lectores también fueron instruidos para leer de dos maneras diferentes, leer por placer y leer haciendo un análisis crítico.
El fMRI permitió que los investigadores vieran el flujo de sangre en el cerebro, y los resultados fueron impresionantes.
El estudió comprobó que la lectura crítica y la lectura por placer ofrecen diferentes tipos de entrenamientos neurológicos. Cuando una persona está leyendo, la sangre fluye a regiones del cerebro que se encuentran relacionadas con el desarrollo de la concentración.
El estudio también demostró que la lectura crítica requiere cierto tipo de función cognitivaque no se suele emplear normalmente. Los dos estilos de lectura, la lectura crítica y la lectura por placer, permiten que la función cognitiva se desarrolle más y de manera más eficiente.
Además, se encontró que al pedirle a los lectores que modificaran su método de lectura, de lectura de placer a lectura crítica, los patrones de actividad neuronal y el flujo sanguíneo en el cerebro cambiaron drásticamente.
Por lo pronto el estudio confirmó que la lectura es buena para el cerebro pero también podría tener implicaciones en la forma en la que la lectura afecta al órgano, y cómo dicha actividad tiene la capacidad de desarrollar algunas características, como la concentración y la comprensión.

Fuente: http://www.muyinteresante.com.mx/preguntas-y-respuestas/12/09/11/efectos-actividad-cerebral-durante-lectura-literatura/

quinta-feira, 19 de fevereiro de 2015

“El español se está apoderando hoy del inglés a grandes pasos”

Humberto López, secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua, analiza la salud del idioma en América

“Con las letras te vas a morir de hambre”. La advertencia que su padre, un empresario que llevaba sidra de Asturias a Cuba, le hizo a Humberto López (La Habana, 1936) no se cumplió. El chico dejó la arquitectura y con 19 años viajó a España para doctorarse en Lingüística en la Universidad Central, hoy Complutense. Las palabras le llevaron a ser profesor de Lengua en New Hampshire y Texas; de ahí saltó a Puerto Rico, donde fue durante 22 años director del departamento lingüístico de su universidad; y los últimos 22 se sienta en Madrid como secretario general de la ASALE, la Asociación de Academias de la Lengua Española —hay 22, un número que le persigue—. Rodeado de diccionarios, Humberto habla mucho y gesticula sin parar.
Respuesta. Mejor que nunca. Voy mucho a Estados Unidos y la parte hispánica de las universidades americanas que yo conocí no tiene nada que ver con ahora. El español está reinando hoy por sus albedríos. Es muy solicitado. Crece la población hispana a pasos agigantados. El problema es que hay países, como Venezuela, en que la gente se va fuera buscando una oportunidad. Claro, no todo es Miami, donde con suerte encuentras a alguien que hable inglés. Los pobres gringos no se lo creen. Es muy sorprendente. La banca en Miami está en manos de cubanos, en los restaurantes se habla español…
P. ¿Hay un español o muchos tipos de español?
R. Español es uno solo, y se habla español en todas partes, incluso en Filipinas, que se está muriendo. ¿Que hay diferencias? Por supuesto. También pasa en España. Quien quiera creer que todo el mundo habla el mismo español está completamente equivocado. Pero nos entendemos sin ningún tipo de problema. Si alguien dice: “Es que yo voy a Argentina y no les entiendo”. “Pues es que usted es imbécil”. Eso de que hay más de un español es un remilgo estúpido y absurdo desde el punto de vista lingüístico. No hay una sola lengua que sea ella sola y única en todas partes. No hay dialectos, sino palabras especiales. El español es una lengua muy unida y uniforme, dentro de lo que puede aspirarse en una lengua tan extendida por el mundo.
En el año 2050, puede ser la primera lengua en Estados Unidos”
P. ¿Cómo es la relación del español con el inglés, de convivencia o de competencia?
R. De competencia no, de ninguna manera. El inglés no se usa mucho en América Latina. Es una lengua de clases altas, de la gente que puede, que va a Estados Unidos… hay muchos países en que la gente de la calle no habla nada inglés, o solo unas palabritas. No hay que tener la menor angustia por pensar que el inglés se pueda apoderar del español. Todo lo contrario. El español se está apoderando hoy del inglés a grandes pasos. En 2050 el español puede ser la primera lengua en Estados Unidos. Vamos camino de eso. No es que vaya a matar al inglés, pero sí va a tener mucha más influencia.
P. ¿Cómo afecta al español la revolución tecnológica?
R. Bastante. Toda esta nueva terminología está en inglés. Cuando se habla de cuestiones técnicas, manda el inglés, a veces muy mal pronunciado. Una palabra como googelear, buscar en Google, tiene ahora un uso muy especial, mucha gente no sabe lo que es, pero es inevitable.

P. ¿Dónde está el límite para aceptar una palabra?
R. Una cosa es lo que la gente usa en la calle y otra lo que la academia acepta. Cada año hay más palabras de ese tipo, al igual que hay palabras que van desapareciendo. Los términos de la industria son los que más cambian.
Chuchaqui, atacuñarse, guayabo, haches...
P. ¿Hay un idioma híbrido entre el español y el inglés?
R. Es posible que eso pase en algunas zonas de la frontera en México. Por ejemplo a veces usan la palabra carpeta para llamar a la alfombra, porque los gringos usan carpet.
P. Hay también una academia del español en Norteamérica...
R. Trabajan con la comunidad hispana. Tienen programas en radio y televisión. Distribuyen, casi regalan, libros a 50 céntimos.
P. ¿Hasta qué punto es importante la pureza del lenguaje?
R. Cuántas cosas que no se podían decir antes se dicen ahora... El lenguaje está vivo. De repente surge un término inglés. Primero lo usan unos pocos, luego sale en la prensa, se extiende y hay que aceptarlo. Nosotros no nos oponemos. En la Academia hay pocas personas que se empeñen en no cambiar.
P. ¿Cómo suena el español de España en América?
R. Muy autoritario. Allí tienen la impresión de que hay una imposición cuando un español habla. Es sobre todo al comienzo de la conversación. Luego se acostumbran. El español de España suena seco. Y también pasa al revés. Los españoles cuando van a América dicen: “Estos hablan un español muy añoñado”.
P. ¿Tiene eso algo que ver con la relación histórica entre España y América Latina?
R. Puede ser que eso haya calado en el lenguaje para que el castellano suene más autoritario. Los latinos son más dulzones, edulcorizan el lenguaje. El español es directo, no da rodeos. No dice: “Creo que sería más conveniente…”. Dice: “Esto es así y así”. No están preocupados por no ofender con el lenguaje. No es que lo haga con el propósito de decir “aquí el jefe soy yo”, sino que sale así, espontáneamente. También en España hay muchos que no hablan así. En el norte y centro peninsular, sí. Pero en el sur, en un andaluz o un canario, es más complicado encontrar esa crudeza en el lenguaje.
P. ¿Y hay diferencias gestuales?
R. También muchas. En América se gesticula más. El manejo de las manos parece que ayuda más a suavizar el lenguaje, a no ser tan secos hablando.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/02/03/actualidad/1422992005_355629.html

quarta-feira, 18 de fevereiro de 2015

Descubriendo la lengua española

Las aulas de inmersión lingüística impartidas por Digmun se incorporan a la oferta educativa del centro de menores La Esperanza. La formación facilita la integración del colectivo y evita que estos jóvenes se vean abocados al fracaso
“Eran tiempos difíciles / y uno tenía que buscársela como pudiera, / había veces que uno estaba a la expectativa...”. La traducción de esta rima del cantante de reggaeton Daddy Yankee, que bien podría ser la crónica de sus vidas, se convirtió en uno de los ejercicios de los alumnos de las aulas de inmersión lingüística en el Centro de Realojo Temporal para Colectivos Vulnerables del Área de Menores de la Ciudad Autónoma, conocido de forma popular como el centro de menores ‘La Esperanza’.


Este tema del artista portorriqueño es una de las canciones que más escuchan los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) tutelados por la Ciudad Autónoma y, a pesar de que la reprodujeron en multitud de ocasiones, desconocían su significado. “Tradujimos Somos de calle al dariya –dialecto del norte de Marruecos– y se quedaron sorprendidos porque les gustaba la música pero no la entendían”, explicaron ayer Nayat Mohamed y Fernando Díaz, maestros de Digmun responsables de una de estas clases y coordinados por Paloma Manzano.
Estas aulas de adquisición de competencias lingüísticas, impulsadas y desarrolladas por la Asociación Digmun con la financiación de la Consejería de Asuntos Sociales de la Ciudad Autónoma, comenzaron su andadura hace unos días con dos grupos que atienden a 28 alumnos sin escolarizar de hasta 17 años. La inmersión lingüística es un método de enseñanza de una segunda lengua utilizando como lengua vehicular en el aula esa segunda lengua de los alumnos. 
¿Por qué integrar esta clase a la oferta educativa de La Esperanza? “La incorporación de menores de origen inmigrante a la sociedad de acogida plantea diversas dificultades de inserción social, desprendidas en su mayoría de las insuficientes competencias lingüísticas en la lengua de uso, del desconocimiento de la cultura y la realidad social que les acoge. Esto se reproduce en la escuela, obstaculizando su inserción socioeducativa y no sólo a nivel curricular sino también a nivel de la interacción socioafectiva con el grupo de pares”, explicó la asociación por el inicio de las actividades.


Esta formación facilitará a los jóvenes que, una vez escolarizados, tengan el conocimiento de la lengua y un hábito escolar que permitan un rendimiento satisfactorio. “También nos sirve para poder hablar con las chicas”, bromeó Sufian Akroub, acogido en el centro de menores desde hace seis meses y cuyo compañero, en esa estela de complicidad, desveló que reconoce las mayúscula gracias a las redes sociales.   
Pero, ¿entienden cuál es la finalidad de estas sesiones? “Para estudiar más y tener un trabajo para ganar dinero”, respondieron los más duchos con el español. Sufian Hantiki, marroquí de 17 años que lleva tres años tutelado por la administración autonómica, cursará pronto un módulo de mecánica en la Academia Premier con este objetivo. Otros se decantan más por el deporte de élite, como el argelino de 17 años Bachir Boladida, quien destaca en triatlón; o el marroquí de 16 años Ilías El Khattaby, delantero centro del Goyu-Ryu. “Pero eso no significa que tengáis que descuidar los estudios”, les advirtió Malika Mohamed Abdelkader, otra de las maestras de Digmun. “Hay que cuidar el cuerpo y también la mente”, respondió El Khattaby.


Maribel Lorente, presidenta de Digmun, puntualizó ayer que los inscritos en las aulas de inmersión lingüística constituyen un alumnado distinto a los niños fuera de la escolarización del Ministerio de Educación cuyas necesidades educativas son atendidas en la Estación de Ferrocarril porque no están empadronados. Tanto el mobiliario como el material didáctico y fungible de estas clases fueron aportados por Digmun excepto cuatro ordenadores cedidos por el colegio ‘Mare Nostrum’ y las instalaciones de La Esperanza: los dos espacios más amplios que alberga un módulo que permanecía sin utilizar. No obstante, las aulas de inmersión lingüística suelen estar en centros de educación reglada.
La metodología empleada, continuó la portavoz de la asociación que conduce las clases, es la enseñanza del español para menores extranjeros y la alfabetización. Sin embargo, no todo es leer, asimilar la conjugación de los verbos o la conversación en grupo, apostilló Lorente. “Preparamos otro tipo de actividades lúdicas para premir, animar y estimular su participación”, detalló esta representante de Digmun. La primera está prevista coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer –8 de marzo– y tratará sobre el “amor romántico”.


Julio Rodríguez, director de este Centro de Realojo Temporal para Colectivos Vulnerables,alabó el talante “participativo” de Digmun y apuntó que resulta “necesario temporalizar estas actividades”. Coincidió con Lorente en la apuesta por el “refuerzo positivo” frente al “régimen disciplinario”, es decir, valorar el trabajo de los mejores alumnos abriendo una senda para sus compañeros. 
La continuidad del programa está garantizada hasta que finalice 2015, mencionó Rodríguez, quien resaltó que de forma paralela La Esperanza desarrolla, desde mediados de enero, el programa Ulises. “Son grupos de entre siete y diez chavales a los que, durante diez sesiones en horario de tarde, ayudamos a resolver problemas sin necesidad de recurrir a nada perjudicial para si mismo”, expuso este portavoz del centro. Por otra parte, expresó su agradecimiento a todas aquellas instituciones que colaboran con La Esperanza organizando distintas actividades.   
Aunque todavía queda algún tiempo para que charlen con sus conocidos en español, ya han dado el primer paso hacia la integración que persiguen las aulas de inmersión lingüística en las que están implicados tanto Digmun como el Área de Menores de la Ciudad Autónoma.


“Se preocupan por aprender y se prestan a ayudar”
Julio Rodríguez, director de La Esperanza, rechazó ayer al estigma que pesa sobre el colectivo MENA por los incidentes que protagonizan algunos de sus integrantes ya que los alborotadores constituyen un “pequeño grupo” y lo atribuye a “demasiado ocio sin regular”, de ahí su énfasis en la oferta educativa. Prueba de sus palabras está en la “gran acogida” de las aulas de inmersión lingüística entre los residentes. “Se preocupan por aprender y prestan ayuda”, subrayó.  

Tres nacionalidades en la primera fila
“A todos les falta vocabulario, pero algunos ya conocían el alfabeto latino porque estudiaron francés en Marruecos”, señaló la monitora Mohamed. Aunque la mayoría de los menores son marroquíes, en los pupitres se encuentran personas de distintas nacionalidades que hacen frente a más obstáculos en este aprendizaje, lo cual requiere a Digmun afinar el ingenio para establecer comunicación. “Les pongo ejemplos, recurro a los dibujos y pruebo fórmulas hasta que entienden lo que les quiero decir”, agregó la profesora. Solo en la primera fila de su aula, se sientan jóvenes de tres nacionalidades. Fufana, de 18 años, es natural de Mali y se esfuerza en explicar que llegó a Ceuta con otros dos compañeros procedentes de Marruecos. Cuando echa la vista atrás, acierta a decir fue "duro". A su derecha se acomoda un marroquí y a su izquierda un sirio que mantuvo una estrecha relación con sus últimos compatriotas que partieron a la península.

Alfabetización por el convenio MEC-Ciudad
Pepe Vega es maestro de alfabetización del convenio MEC-Ciudad y se ocupa de las clases de apoyo escolar a las que asisten grupos reducidos de jóvenes de más corta edad que serán escolarizados con posterioridad. “Muchos de ellos solo piensan en cruzar a la península, pero tienen que entender que la enseñanza les abrirá un abanico de oportunidades”, explicó mientras atendía a Usama y Ayman.  

Sanidad aborda las drogodependencias
La Consejería de Sanidad ofreció ayer una charla sobre drogodependencias y su prevención dirigida a los residentes de mayor edad en este centro de menores. Este programa se mantiene durante todo el año, señaló el director de La Esperanza, quien adelantó que también abordarán la educación sexual. El director del centro tiene previsto presentar un programa de equinoterapia social en colaboración con el Centro Ecuestre de Ceuta.

Fuente: http://elfarodigital.es/ceuta/educacion/159392-descubriendo-la-lengua-espanola.html#